Skip to main content

Lubrín

Altitud: 510 m

Extensión: 138 km2

Distancia: a 72 km de Almería capital

Habitantes: 1.635

En las últimas estribaciones de la Sierra de los Filabres y tras atravesar unos bonitos alrededores en los que los almendros impresionan cuando están en flor, Lubrín nos recibe con una arquitectura, inesperada por su empaque, que aúna sencillez y elegancia como pocos pueblos de la provincia. Gusta Lubrín por el cuidado de sus calles y por la limpieza de sus fachadas, y por su planta, que el tiempo ha ido diseñando para conducir al vecino, y por lo tanto también al visitante, hacia una plaza espectacular que tal vez sea la que mejor conserva en la provincia el significado profundo de la plaza como espacio, el lugar común de los ciudadanos, el foro que, en el caso de Lubrín, está hasta urbanísticamente marcada por las escaleras que, como un graderío, llevan a ella, convertida en una especie de anfiteatro.

En medio de una tierra de minas y canteras, la crisis de la minería supuso un duro golpe al pueblo, y en su término se encuentra el llamado "mármol de El Tranco", aunque el sector tiene mucho que avanzar en un término que está travesado en las últimas décadas por un fuerte descenso demográfico. En dicha actividad ligada al producto estrella de la Sierra de los Filabres y en el turismo rural que los paisajes de alrededor y el empaque del pueblo deberían favorecer tiene puestas Lubrín sus miras de futuro.

Pueblo viejo que hunde sus raíces a lo largo del tiempo y que cuenta con una oferta alimenticia cuando menos interesante, Lubrín es un lugar de rincones campestres y de rincones urbanos que merece una visita atenta que, con toda probabilidad, se repetirá. Lubrín cuenta con buenas panaderías artesanales donde adquirir sus tortas de manteca, roscos de pan, de aceite y turrón de almendras, entre otras muchas especialidades caseras.

El pueblo de Lubrín es ya de por si un monumento nada más por el entorno en el que se encuentra ubicado. Además cuenta con las típicas plazas de "arriba" y "abajo", la iglesia de la Virgen del Rosario, el antiguo lavadero, el edificio del teatro de Soto Mayor, y diversas casas de turismo rural.

Lubrín posee un extenso término municipal, con unas veinte cortijadas. Tosas ellas representan una atractiva posibilidad de practicar el turismo rural, con sus fuentes, lavaderos, viejos molinos, acequias, viejos cortijos con su pajar, horno, cuadras para ganado, etc. Y además efectuar actividades como rutas todo terreno, senderismo, bicicleta, fauna y flora mediterránea…

Fiestas Patronales:
- San Sebastián. 20 de enero. Conocida popularmente como "fiesta del pan". Es muy interesante, con tradición y repercusión en la provincia.
- Virgen del Rosario. Feria de Octubre.

Fiestas Tradicionales:
- Fiesta del emigrante o del verano. Se celebra el segundo fin de semana de agosto.
- Carnaval con el jueves Lardero.
- Las luminarias. 14 de agosto.
- Día del Corpus.
- Día de la Cruz en mayo.

Fiestas en los Barrios:
- El Marchal. San Sebastián donde se celebran Moros y Cristianos.
- Rambla Aljibe. San Juan.
- El Chive. En honor a Santiago.
- El Pocico con la romería de la Virgen de la Asunción, 15 de agosto.
- El Pilar con las fiestas en honor de la Virgen del Pilar.